Scopia XT1200, videoconferencias de alta gama

El Scopia XT1200 ofrece la combinación perfecta de valor y una experiencia de alta calidad para equipar salas de reuniones para realizar videoconferencias. Se trata de un sistema de gama alta sin coste de gama alta.

Se basa en dos canales de vídeo en directo y contenido de calidad 1080p/30fps. Incorpora además la transmisión de audio con calidad de CD (20 kHz).

Sala de videoconferencias xt1200

¿Por qué Scopia XT1200?

Primera experiencia en vídeo de alta calidad

Scopia XT1200 ofrece secuencias de vídeo de doble Full HD (1080p/30fps) como estándar, por lo que no tiene que renunciar a la calidad de video. La cámara PTZ incluida es compatible con zoom óptico de 10x y tiene una capacidad de gran angular para que puedas transmitir todos los detalles desde la sala de reuniones de tu empresa (como puede ser un grupo de personas completo). Es posible transmitir con los niveles más altos de rendimiento mediante capacidades de cámara 720p/60fps.

Escucha todos los matices

Equipado con un micrófono que utiliza la tecnología de formación de haces para poner el foco en el altavoz mientras aísla los ruidos de fondo. Es posible conectar varios micrófonos en cascada para cubrir salas más grandes y espaciosas. Con calidad de CD (20 kHz), el audio que se utiliza en la transmisión garantiza un sonido de alta claridad.

Intercambio de datos en alta resolución

Los participantes remotos pueden ver los datos compartidos como si estuvieran en la misma habitación con todos su detalles. Es posible compartir presentaciones, vídeos y otros contenidos multimedia en Full HD (1080p/30fps). Gracias a su capacidad de doble pantalla permite la visualización simultánea de los participantes en la reunión y los datos.

Videoconferencias en alta definición con varios participantes
Puede extenderse hasta lograr reuniones de presencia continua de alta definición con hasta 9 participantes de manera más asequible que nunca.

Control remoto con iPad de Apple

Gracias a la aplicación para iPad de Radvision, que aprovecha la capacidad multi-tuch de esta tableta tan intuitiva, se elimina la curva de aprendizaje para participar en videoconferencias. Los nuevos usuarios pueden iniciar videollamadas, controlar sus equipos y moderar reuniones a distancia sin ningún tipo de formación previa.

Como un iPad es inalámbrico, se elimina el desorden propio de la sala de conferencias que utilizan otro tipo de controles.