Beneficios de la videoconferencia

Un sistema de videoconferencia permite que varias personas se conecten desde lugares geográficamente distantes para poder comunicarse en tiempo real.

Para una empresa o un grupo de profesionales, utilizar la videoconferencia ofrece múltiples ventajas:

  1. Una videollamada permite conectar personas situadas en diferentes puntos geográficos habilitando un único espacio común de conversación.
  2. Una videoconferencia permite a sus participantes comunicarse “cara a cara”, de manera que la comunicación se enrique con el llamado lenguaje visual.
  3. Ahorro en costes derivados de la necesidad de viajar (medios de transporte públicos, kilometrajes, dietas, etc.)
  4. Al margen del coste directo de un viaje, una videoconferencia permite ahorrar también el coste indirecto del tiempo de las personas que deben moverse y, por lo tanto, no pueden desempeñar sus labores durante el trascurso de un viaje (al menos no al 100% de sus capacidades). Tan pronto como la videoconferencia finalice, todos sus participantes pueden retomar su actividad.
  5. Al evitar que los profesionales se desplacen, se produce una mejora en la conciliación de la vida personal y profesional llegando incluso al extremo del teletrabajo.
  6. Adicionalmente, la reducción de viajes y desplazamientos que comentábamos anteriormente conlleva un cierto beneficio ecológico al reducir emisiones de CO2 y el consumo energético.

Cabe destacar que el ahorro en costes generado por no estar obligado a desplazar profesionales de una misma empresa puede también aplicarse a aquellos que desempeñan labores de atención al cliente (soporte telefónico, telemarketing, etc.) Tampoco será necesario que se desplacen a instalaciones del cliente.

Por otra parte, gracias al abaratamiento constante a la que se ve sometida la tecnología las plataformas de videoconferencia pueden ser adquiridas a precios cada vez más competitivos.